viernes, 7 de enero de 2011

El políptico como técnica de montaje y forma de relato

"
La situación es que más allá de conocer las historias,
el tipo de pintura de un solo plano exigía un importante
entendimiento del medio para percibir los pormenores
del cuadro y tal vez la necesidad de narrar eventos
tan complejos hizo que el políptico adquiriera la virtud,
no por la mezcla sino por la yuxtaposición,
de crear de una nueva categoría semántica propia de la imagen.
El políptico establece las coordenadas para
uno de los primeros ejercicios de montaje en la historia,
y es el que se produce al yuxtaponer una
serie de imágenes que conforman un relato
aprovechando diversas acciones que por asociación,
contraposición, continuidad o secuencia nos permiten
la idea de un sentido completo.

Poli. Significa mucho, pluralidad

Políptico: más de una parte, varios paneles.

Sus variantes son:

Díptico: Cuadro o bajo relieve formado con dos tableros
que se cierran por un costado,
como las tapas de un libro.

Tríptico: Pintura, grabado o relieve distribuido en tres hojas,
unidas de modo que puedan doblarse las de los lados sobre la del centro.

El políptico es característico del Gótico y
generalmente estaban en los retablos,
en los altares de las catedrales.
Normalmente se mostraba cerrado,
con las escenas menores de la parte exterior
de las puertas visibles, pero en las
festividades se mostraba abierto,
con los paneles interiores visibles,
entonces se revelaban sus mejores figuras,
escenas y colores; como revelando el misterio,
de la fe o la vida del santo. "

No hay comentarios: