miércoles, 9 de marzo de 2011

Miercoles

Con la celebración del Miércoles de Ceniza
entramos en el Tiempo Sagrado de la Cuaresma.
Desde el siglo II quienes aspiraban
a la vida cristiana y estaban próximos
a participar plenamente en la vida de Cristo
y de la Iglesia mediante los Sacramentos
de iniciación cristiana (Bautismo, Confirmación y Eucaristía),
debían entrar en una etapa de cuarenta días
(Cuaresma) de intensa y profunda preparación:
oración, penitencia,
meditación de la Palabra de Dios,
ayuno y ejercicio de la caridad y de la acción misionera.
A este proceso se unía toda la comunidad,
para revivir y renovar la vida cristiana
y sus compromisos, y la Iglesia profundizó,
comprendió y apreció cada vez más
el valor litúrgico y pedagógico de esta práctica.
El número cuarenta tiene profundas raíces bíblicas.
Dialoguemos:
• En este tiempo de Cuaresma
¿qué cosas podemos cambiar en nuestra vida personal,
familiar y
social para prepararnos a vivir plenamente la Pascua?
• Compartamos en comunidad
aquellos compromisos concretos que nos han surgido
de esta catequesis de hoy.
OREMOS: Al empezar esta Cuaresma,
te pedimos, Padre Santo,
que nos des un verdadero espíritu de conversión,
así la austeridad de la penitencia de estos días
nos servirá de ayuda en nuestra lucha contra el espíritu del mal.
Por Nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo...
Amen

No hay comentarios: