jueves, 26 de mayo de 2016

Arte y Moral




" Debe ser ejemplar el arte? O mejor dicho,

¿el artista tiene una responsabilidad moral no sólo como persona sino también como artista?

Afortunadamente, la obra no siempre es el reflejo de la persona.
Y algunos grandes artistas, de Quevedo a Picasso, demostraron ser capaces de transformarse ante la página o el lienzo en blanco, abandonando el ser miserable que habitaba en su interior.

 Esa es la libertad del arte, una palabra corta capaz de trascender la moral y la razón"

---------------------------------------------------------------------------------

CRÍTICA, Revista Hispanoamericana de Filosofía. Vol. 38, No. 114 (diciembre 2006): 69–92

EL VALOR MORAL DEL ARTE Y LA EMOCIÓN
 
FRANCISCA PÉREZ CARREÑO
Departamento de Filosofía
Universidad de Murcia

fpc@um.es
   RESUMEN: Frente al moralismo moderado, este ensayo defiende una forma de autonomismo
moderado. Reconoce que en ocasiones la obra de arte excita emociones
moralmente inadecuadas sin que ello impida su comprensión, y que esto podría contribuir
a la clarificación de nuestra vida mental. El autonomismo moderado sostiene
que el carácter autónomo de la obra de arte, representacional o ficcional, permite
relajar nuestras exigencias morales. Sólo cuando la falsedad perjudica la verosimilitud
se puede producir el fracaso de la obra: no por provocar emociones moralmente
inadecuadas, sino al presentar como verdadero en la ficción algo falso o incoherente
con la verdad en realidad."
 

 

No hay comentarios: