martes, 20 de septiembre de 2011

Seguimos con la reflección

Ser feliz es reconocer que vale la pena vivir la vida,
 a pesar de todos los desafíos,
 incomprensiones y períodos de crisis.

Ser feliz no es una fatalidad del destino,
sino una conquista de quien sabe viajar para dentro de su proprio ser.

Ser feliz es dejar de ser víctima de los problemas y volverse un actor de la propia historia.

Es atravesar desiertos fuera de sí,
mas ser capaz de encontrar un oasis en lo recóndito de nuestra alma.

Es agradecer a DIOS cada mañana por el milagro de la vida

Ser feliz es no tener miedo de los propios sentimientos.

Es saber hablar de sí mismo.

y sigue......

No hay comentarios: