martes, 20 de septiembre de 2011

Siguiendo...

Me gustaría que siempre recordaras que ser feliz no es tener un cielo sin tempestades,
 caminos sin accidentes,
trabajos sin cansancio,
 relaciones sin decepciones.

Ser feliz es encontrar fuerza en el perdón,
 esperanza en las batallas,
seguridad en el palco del miedo,
amor en los desencuentros.

Ser feliz no es sólo valorizar la sonrisa,
sino también reflexionar sobre la tristeza.

No es apenas conmemorar el suceso,
sino aprender lecciones en los fracasos...
Continua....


1 comentario:

Anónimo dijo...

¡Maravillosas reflexiones!
Ideales para releerlas cuando sentimos que el "eje" de nuestra vida se desliza en alguna dirección que no es la adecuada. ¿A quién pertenecen?
Besos. Salchicha.